5 Tips de Comida para antes y después de Caminar

miércoles, 17 de diciembre de 2014 · Posted in

Energízate primero

En el desayuno, snacks de medio día y almuerzo escoge carbohidratos de bajo índice glicémico acompañado de fibra y proteína magra para tu fuente de energía.  Ésto también incluye fruta, yogurt descremado, pan integral de grano entero, frejoles y atún.

El tiempo importa

Ten tus comidas 30 minutos a 1 hora antes de caminar, así tendrás energía sin sentirte demasiado satisfecho.  Snacks buenos antes de ejercitarte: plátanos, uvas, salmón, sushi o galletas integrales.

Caminar ayuda a aumentar la creatividad

· Posted in

Crear, aunque puede parecer una tarea divertida (y lo es), no siempre es fácil. Son muchas las horas de esfuerzo mental, de darle vueltas a la cabeza y de observar el mundo que nos rodea para dar con buenas ideas que se conviertan en materia de trabajo. Por eso es que todos lo que nos ayude a aumentar la creatividad es bienvenido, algo en lo que la ciencia parece estar también de acuerdo.

Se han realizado muchos estudios vinculados a la creación, así los investigadores han descubierto cosas tan curiosas como que un escritorio desordenado fomenta la creatividad, que beber un par de tragos nos ayuda a imaginar mejor o que la música es buena para crear y mejorar la concentración. Y ahora una actividad más se suma a esta lista: caminar.

Ropa para caminar

martes, 16 de diciembre de 2014 · Posted in

Caminar es un ejercicio de relativamente bajo impacto, y es más sencillo para muchas personas que trotar o practicar deportes. Si vas a integrar las caminatas en tu régimen de ejercicios, debes vestirte para la ocasión, con ropas y accesorios que varían en cierta manera de las prendas para otras actividades. Escoger ropa específica para caminar te hará estar más cómodo mientras te ejercitas.

Escoge tu calzado

Tu paso y la forma en que tus pies tocan el suelo cuando caminas es diferente que cuando corres, de modo que necesitas calzado para caminar antes de comenzar tu rutina. Esto evita incomodidad como la que produce el dolor en las espinillas durante y después de tu caminata, e incluso mejora tu postura fomentando una técnica adecuada. Escoge zapatos para caminar en lugar de zapatos para correr o para entrenamiento mixto, y verifica que éstos se amolden a tu talla y tu paso. Verifica que tengan el talón redondeado y que el calzado sea flexible en los mismos lugares en los que tu pie se dobla, en especial en el metatarso y en los dedos, que es la zona que usas para empujar al final de un paso.

Olvida el algodón

El poco peso del algodón y su respirabilidad lo hacen una opción tentadora para ropa de ejercicios, pero cuando realizas ejercicios, en particular, caminatas, éste puede hacerte sentir incómodo. El algodón absorbe la humedad, en especial tu sudor cuanto ejercitas. El sudor empapa a la ropa de algodón, haciéndola pesada e incómoda, y cuando el clima está frío, te brindará una desagradable sensación. En lugar de algodón, opta por materiales más aptos para la humedad como el polipropileno, que retira la humedad de tu cuerpo y te hará sentir más liviano y cómodo.

Vístete según el clima

Una de las cosas más importantes que puedes hacer a la hora de escoger tu ropa para caminar es vestirte de forma apropiada según el clima. Esto es relativamente fácil durante el verano, ya que usarás ropa que no absorba la humedad y que sea suelta y cómoda. En el invierno, las cosas se complican. Caminar hace que el cuerpo genere calor mientras ejercitas, de modo que no necesitarás mucha ropa luego de 15 minutos de caminar, en comparación con cuando recién comienzas. Vístete en tres capas para equilibrar la temperatura del cuerpo con el clima cuando hace frío. Comienza con una camiseta sintética que no absorba la humedad, luego una capa aislante de lana, y por último una capa que permita respirar, como una chaqueta ligera. Quita y reemplaza las capas según lo necesites durante tu caminata. Si hace mucho frío, usa bufanda, gorro y guantes al comenzar.

Las pequeñas cosas

No te olvides de las pequeñas cosas al escoger un equipo para caminar: esto es, medias y ropa interior. Tus medias deben tener un buen calce, ya que unas medias sueltas causarán incomodidad y ampollas. También puedes buscar medias que no tengan costuras en los dedos, las cuales se pueden correr durante el ejercicio. En cuanto a la ropa interior, la respirabilidad y que no se absorba la humedad es fundamental. Al igual que el resto de tu atuendo, evita el algodón de ser posible, porque éste se empapa en sudor y provoca erupciones e irritación. Escoge una tela sintética como el nailon, que evita la irritación que produce la humedad. La ropa interior para hacer ejercicio debe ser cómoda y ofrecer soporte.

Via livestrong.com

Beneficios de caminar

martes, 9 de diciembre de 2014 · Posted in

Quise compartir esto con toda la comunidad. Caminar es un ejercicio fácil, económico, podemos practicarlo en cualquier parte, no requiere entrenamiento previo por lo que puede ser realizado por cualquier persona de cualquier edad. Mejor aún, no existe ninguna condición física, de estética o de salud que no se beneficie con este hábito. Además de fortalecer la salud, agrega factores extras como ser el beneficio mental que aporta el estímulo visual de diferentes lugares y la relación con otras personas.

Avanzar a paso firme durante algo más de una hora al día agiliza la digestión y hace que el sistema de defensa del organismo funcione mucho mejor

Sedentarismo en mayores, también aumenta riesgo de pérdida de autonomía

lunes, 8 de diciembre de 2014 · Posted in

Siempre estamos recordando sobre la importancia de mantenerse activo, lo más posible. Pues un reciente estudio publicado en el Journal of Physical Activity and Health ha vuelto a hacer hincapié en el sedentarismo y sus riesgos sobre la salud, en especial, en personas mayores.

No sólo aumenta el riesgo de obesidad y de enfermedades cardiovasculares, lo que no es poco, sino también de perder autonomía: “es un factor de riesgo para dejar de ser capaz de hacer actividades básicas en el día a día, como comer, vestirse o bajarse de la cama“, puntualizó Dorothy D. Dunlop, profesora de medicina de la Universidad Northwestern de Chicago y principal autora de este trabajo.

Según Dunlop, cada hora sin moverse cuenta, y mucho. “Si en el caso de dos personas con el mismo perfil de salud y que emplean la misma cantidad de tiempo haciendo ejercicio, una de ellas pasa una hora extra al día sentada, esa persona tiene un riesgo más alto de tener peor salud“, indicó la especialista.

Con la tecnología de Blogger.